♥ Mi sueño hecho realidad ♥

♥ Mi sueño hecho realidad ♥

El día que te conocí supe que serías el amor de mi vida y ahora sé que no puedo vivir sin estar contigo... ♥

Capítulo 20 [Segunda Parte]: Nuestra Luna De Miel

Nuestra habitación era preciosa, era lujosa, pero sobretodo era muy romántica, y me encantó.

 

 

- Dios, esto es magnífico. ¿La elegiste tú?

- No, reserve una habitación de matrimonio. Pero es muy bonita.

- Sí.


Estuvimos viendo la suite y era inmensa, como un paraíso, aunque realmente lo que hacía todo perfecto es que estuviese allí con Nicholas.

 


- También tienen piscina. - Comentó Nick. - Te apetece darte un chapuzón?

- Vamos.


Bajamos a la piscina que había en la terraza del hotel. Todo era tan blanco que parecía que estabas en las nubes, y solamente resaltaban los colores rosado y carmín de las flores y el color azulado del fondo de la piscina.

 

 

Nick y yo nos metimos en la piscina y tras un rato nos tumbamos. Por suerte no había mucha gente, lo que lo hacía más íntimo.

Esa noche cenamos en el restaurante del hotel y más tarde nos fuimos a bailar a una sala dónde había espectáculo cada noche.

Estuvimos bailando juntos hasta la madrugada y volvimos a nuestra suite.


- Te lo has pasado bien? - Me preguntó

- Perfecto - Le dije sonriendo.


Nick nos sirvió a los dos una copa de champagne que nos habían regalado los del hotel.


- Por nosotros dos. - Dije alzando la copa.

- Por nosotros. - Nick choco levemente su copa con la mía y brindamos.


Nos recostamos sobre la cama y Nick encendió la tele.


- Vaya, todos los canales estan en greco.

- Eh, Nick, estamos en Grecia, en que idioma crees que estarían? Jajajajajaja.

- Jajajajaja, no sé a lo mejor había alguno en inglés! - Nick apagó la tele.

- Qué tonto. - Le pegué con un cojín.

- Eh!


Y como dos niños pequeños nos empezamos a "pelear" con los cojines que había sobre la cama, hasta que Nick consiguió retenerme sosteniéndome de las muñecas sobre la cama.


- Y ahora qué?

- Jajajaja, suéltame!

- No! - Dijo riendo.

- Verás cuando consiga soltarme! Te voy a dar una paliza de cojines que...


Nick me calló con un beso.


- Te amo. - Me dijo una vez que me besó y suspiré.

- No quiero que me sueltes, vale?


Nick me volvió a besar pero esta vez de una forma más apasionada, y me soltó de las muñecas de modo que pude aferrarme a su cuello. Nos dábamos caricias y nos besábamos y Nick comenzó a desabrocharme el vestido que llevaba puesto. Me besó por lo hombros y yo desabroché los botones de su camisa y él se deshizo rápidamente de su pantalón.  Nos recostamos mejor pero sin dejar de besarnos y posé mi cabeza sobre la almohada, Nick me deshabrochó lentamente el sostén y terminamos de desnudarnos enredando nuestros cuerpos entre sí y entre las sábanas mientras nos entregábamos el uno al otro. Esa fue una de las mejores noches que pasé con Nicholas en mi vida y sé que él coincide conmigo.


*


Sentí un ligero tacto sobre mi rostro y abrí los ojos lentamente hasta darme cuenta de que Nicholas ocupaba todo lo que mis ojos podían ver. Sonreí:


- Buenos días princesa. - Me dijo en una leve voz.

- Bueno días mi príncipe.

- Has dormido bien?

- Sí, perfecto, contigo todo es perfecto. - Le rodé el cuello con mis manos y él se acercó lentamente hasta unir sus labios con los míos y terminar en un beso.

- Te apetece que vayamos a la playa?

- Sí, me parece genial. - Contesté sonriendo tontamente y estirando los labios para que Nick me besara, y así lo hizo. - Te quiero mucho. - Dije con una voz divertida.

- Yo a ti más.

- No, yo a ti.

- Vale los dos.

- Jajajajajajajajaja. Parecemos unos niños.

- Sí, la verdad.


Después de unas cuantas carcajadas nos levantamos y preparamos las cosas para ir a la playa.

 


Cómo el hotel estaba a unos 300 metros de la playa no hizo falta que cogiésemos un taxi. Agradecí a Dios que fuésemos de camino a la playa dando un paseo y así poder ir cogida de la mano de Nick.


- Qué buen día hace, verdad? - Comentó Nick mirándome y yo asentí.

- Todo está siendo perfecto Nick. - Le dije y sonrió.

- Mi amor... - Me rodeó con el brazo y me dio un beso en la frente.


Llegamos a la playa y lo primero que hicimos fue extender las toallas sobre la arena. La playa estaba bastante llena, pero Nick encontró un sitio dónde no había mucha gente.


- Voy a ver cómo está el agua. - Dijo Nick. Llegó a la orilla y el agua tocó sus pies. - Está genial. - Dijo acercándose a mí, y se quitó la ropa quedándose en bañador. - ¿Vienes?

- Sí, ahora mismo. - Me quité mi vestido y me quedé en bikini.


Nick y yo fuimos andando juntos hasta el agua y él se tiró de golpe salpicándome.


- Nick!! Que está fría!! - Dije alzando mis brazos a modo de protegerme del agua.

- Jajajajajaja, si está perfecta!

- Pero siempre al principio la notas fría!


Comencé a meterme más en el agua hasta que me llegó al ombligo y ya no quise avanzar más.


- Qué fría!

- Vamos bañate ya! - Nick empezó a echarme agua  rápidamente.

- Nick! Nick, para ya!!! Ahh qué fría!

- Jajajajaja.

- Ya verás ahora! - me lancé sobre él y lo cogí por los hombros intentando sumergirlo. - Te voy a ahogar! Jajajaja.


En un intento de tratar de "ahogarle" jugando Nick me cogió y me ahogó él.


- Nick, eso no vale! - Dije riendo.

- Ah, no?

- No! Eres tonto. - Le dije de broma salpicándole agua.

- Te he dicho alguna vez lo guapa que estás con el pelo mojado?

- Mmm... Creo que sí, no sé. - Le contesté riéndome. - Alguna vez te habías bañado en este mar?

- No. Y tú tampoco, no? - Dije que no con la cabeza. - Bueno ya no podremos decir eso nunca más.


Seguimos bañandonos hasta que nos cansamos y nos tumbamos sobre las toallas. Cuando llegó la hora de comer regresamos al hotel.




CONTINUARÁ...

 

 

 

 

 

 

 

Holaa!! perdonen la demora! Pero aquíe stá la segund aparte del cap :) La tercera la subiré a principios d ela semana que viene ;) Espero que os haya gustado, y os agradezco que la leais, aunque sólo tuviese un comentario en el cap anterior, pero tenía 7 votos positivos, así que os lo agradezco, espero que podeais darme vuestra opinion :) Un beso, bye!

 

 

 

 

 

Capitulo Anterior 20 (Primera Parte) [2ª Temporada]

 

El viaje se pasó bastante rápido a pesar de que estuvimos muchas horas, pero Nick hacía que se hiciese ameno. Cuando nos avisaron de que estabamos llegando era de madrugada. Me asomé a la ventanilla y pude ver la costa de la isla. Quedé totalmente maravillada. A pesar de que era de madrugada, las luces alumbraban todo. Las casas eran casi todas blancas, pero con una blancura que parecía que brillaba y unos tejados con forma de cúpula, la mayoría de color azul marino. Todas las viviendas estaban apiladas las unas sobre las otras formando una escala perfecta, mientras rodeaban a la inmensa costa que desembocaba en el azul mar Egeo.

 

 

 

- Cariño, mira, es precioso!.

- Muchísimo más hermoso que en las fotos de Internet.

- Yo nunca había oído hablar de este sitio.

- Ni yo, me informé en Internet.

 

Aterrizamos en el gran aeropuerto de Santorini, y tras coger nuestro equipaje nos subimos a un taxi que nos llevó hasta el hotel en el que Nick había hecho la reserva para los 10 días que nos íbamos a quedar allí. Por suerte el taxista sabía hablar en inglés.

Llegamos al hotel y fuimos a recepción dónde nos dieron una habitación. Subimoos acompañados del botones que nos llevaba las maletas y entramos en nuestra habitación.

 

 

CONTINUARÁ...

 

Capítulo 20 [Primera Parte]: Nuestra Luna De Miel

Abrí mis ojos lentamente tra oir el desagradable ruído que hacía el despertador, y que aún seguí sonando. Me giré para apagarlo y Nick aún seguí durmiendo, ya que el siempre dormía profundamente y ese sonido del despertador no era lo suficientemente fuerte como para despertarle. Lo apagué.


- Nick.

...

- Nick, cariño despierta.

...

- Nick. - Puse mi mano sobre su brazo y lo balanceé suavemente tratando de despertarlo. - Nick despierta.

- Mmm. - Se giró hacia donde estaba yo con lso ojos entreabiertos. ¿Qué hora es?

- Las seis y media, nos tenemos que preparar para coger el avión.

- Ah, sí, perdona, y buenos días amor.

- Bueno días. - Me acerqué y le di un besito en los labios. - Bueno me voy a duchar yo primera, te importa?

- En absoluto.

- Bueno no tardo, no te me vayas a dormir. Eh!

- Lo intentaré!


Me puse ropa cómoda para  estar en el avión. Cuando salí del baño me encontré que Nick sé habíha vuelto a dormir.

 


- Nicholas! Pareces un niño pequeño! - Dije riéndome.

- Sólo estaba descansando los ojos. - Dijos aliendo de entre las sábanas.

- Jajaja. Venga no tardes. - Le dije mientras recogía unas cosas que había por el suelo.

- Vale. - Me dijo mientras me abrazó por la espalda y me dio un beso en el hombro. - Te quiero.

Me giré y sin decir nada le sonreí y le besé dulcemente en los labios. Luego le abracé y me acurrucó en su pecho.


- Odio rompérsete momento pero sino se nos hará tarde otra vez. - Me dijo separandose de mí tras estar unos minutos abrazados.

- No importa. - Dije sonrojada.


Nick fue a vestirse.

 


- Bueno amor, ¿lo tienes todo? - Me preguntó una vez se terminó de preparar para irnos.

- Sí.

- Bueno pues entonces nos vamos. Pediré un taxi en recepción.


Bajamos a recepción y Nick pidió un taxi que llegó en unos 15 minutos.


- Por cierto Nick, ¿a dónde vamos a ir en nuestra luna de miel?

- Es una sorpresa.

- ¿Enserio no me vas a decir a dónde vamos? - Pensé que estaba bromeando.

- Enserio. - Me dijo sonriendo pícaramente.-

- No me lo puedo creer. - Dije divertida. - Pero lo podré saber en el aeropuerto, no?

- No.

- Pero si saldrá a donde vamos en la pantallita esa que hay en los aeropuertos.

- Ya, por eso traje esto. - Se sacó de su bolsillo un pañuelo.

- Jajaja, ya veo que lo tenías todo planeado.

- Todo.


Llegamos al aeropuerto y Nick me hizo que me vendara los ojos.


- Seguro que no ves? - Me preguntó.

- Sugurísimo que no veo. Y las maletas qué?

- No te preocupes  las más pesada la llevo yo, y te guío. Confías en mí no?

- Sí.


Nick me dio la mano y comenzamos a andar, yo no para de reírme y el sólo guardaba silencio haciendo comentarios de vez en cuando. Una vez que llegamos al pasillo dónde se sube al avión Nick me quitó la venda.

Nos sentamos en nuestros asientos, y esperamos a que el avión despegara.


- Estas nerviosa? - Me preguntó.

- Un poco. - Dije sonriendole. Nick se acercó y me besó.

- Ayudo?

- Sí. - Respondí riéndome y sonrojada.


Cuando estabamos a punto de despegar las azafatas mostraron las típicas indicaciones que se hacen en los vuelos, y depués  sonó una vocecita  que decía la temperatura y humedad de la ciudad dónde partíamos y hacia dónde nos dirigíamos.


- Nos vamos a Grecia? - Dije muy entusiasmada.

- Me cachis, me han estropeado la sorpresa. - Dijo poniéndose una mano sobre la frente. - Sí, cariño, nos vamos a Grecia.

- Ohh Nicholas, sabes que siempre he querido ir. - Agarré su mano muy emocionada.

- Sí, lo sé. - Me dijo sonriendo.


Nos abrochamos los cinturones, ya que el avión iba a despegar. Una vez que estuvimos en el airenos acomodamos.


- Y a qué parte de Grecia vamos?

- Santorini, una de las mejores islas de Grecia.

- Oh.

- Había pensado en irnos a Atenas, pero pensé que quizás preferías la costa. O me quivoqué?

- No, no. Yo siempre había querido ir a las famosas islas de Grecia, pero si hibieses elegido Atenas también staría igual de contenta, porque realmente lo que más me importa es disfrutar del lugar contigo.


Me sonrió con su hermosa ‘media sonrisa' y me rodeó con su brazo para luego besarme tiernamente.


El viaje se pasó bastante rápido a pesar de que estuvimos muchas horas, pero Nick hacía que se hiciese ameno. Cuando nos avisaron de que estabamos llegando era de madrugada. Me asomé a la ventanilla y pude ver la costa de la isla. Quedé totalmente maravillada. A pesar de que era de madrugada, las luces alumbraban todo. Las casas eran casi todas blancas, pero con una blancura que parecía que brillaba y unos tejados con forma de cúpula, la mayoría de color azul marino. Todas las viviendas estaban apiladas las unas sobre las otras formando una escala perfecta, mientras rodeaban a la inmensa costa que desembocaba en el azul mar Egeo.



- Cariño, mira, es precioso!.

- Muchísimo más hermoso que en las fotos de Internet.

- Yo nunca había oído hablar de este sitio.

- Ni yo, me informé en Internet.


Aterrizamos en el gran aeropuerto de Santorini, y tras coger nuestro equipaje nos subimos a un taxi que nos llevó hasta el hotel en el que Nick había hecho la reserva para los 10 días que nos íbamos a quedar allí. Por suerte el taxista sabía hablar en inglés.

Llegamos al hotel y fuimos a recepción dónde nos dieron una habitación. Subimoos acompañados del botones que nos llevaba las maletas y entramos en nuestra habitación.



CONTINUARÁ...





Hola! Perdonen chicas, sé que e smuy corto :/ Pero la segunda parte es más larga! Ojalá que os guste, es aburrido, lo sé, peor la segunda parte seguro que os gusta muchísimo más ;) No tardaré en subirla. Gracias por vuestra espera, y espero que la sigais hasta el final :) Un beso! Bye!


Por cierto las que tengan twitter o tumblr podeis dejarmelos en comentarios y os agrego :)

 

MAÑANA CAP :)

perdonen la demora :/

Capitulo Anterior 19 [2ª Temporada]

 

Después de cenar volvimos al hotel. Subimos por el ascensor.

 

- Nick, me lo he pasado genial hoy.

-Yo también. - Me dijo sonriendo.

- Hacia tiempo que no pasábamos todo el día juntos.

- Eso era por nuestros trabajos. Hoy, mañana y siempre tú serás sólo mía y yo seré sólo tuyo, y estaremos juntos sin que nada nos separe.

 

Sin decir nada me abracé a su cuello y uní mis labios con los suyos, él me abrazó por la cintura.

Las puertas del ascensor se abrieron y había unos niños de unos 12 o 13 años. Nos miraron raro y se marcharon. No pudimos parar de reír hasta que llegamos a la habitación. Nos pusimos el pijama y nos acostamos.

 

- Cariño, que no se te olvide poner la alarma en tu móvil. - le dije a Nick una vez que estábamos metidos en la cama.

- Ah sí, gracias por recordármelo. - Cogió su teléfono móvil. - La pondré a las 6:30

- Vale.

- Bueno hasta mañana princesa, buenas noches. - Me besó en los labios.

- Buenas noches cielo, te quiero.

- Y yo a ti.

 

Apagamos las luces y nos recostamos, Nick pasó brazo por debajo de mi suello y yo dormí acurrucada en su pecho, como de costumbre.

 

Sentía una felicidad inmensa, estaba con él, y nada podría estropearlo. Sabía que nuestro sería para siempre y que lo amaba y él también a mí. Era como un cuento de hadas, pero real.

 

 

 

...

 

 

 

HOLA!!!!

MIS FIELES LECTORAS! YA ESTOY DE VUELTA Y ENSEGUIDA SUBIRÉ CAP, NO SE SI MAÑANA O PASADO, PERO EN ESTA SEMANA SEGURÍIIIIISIMO :D QUERÍA DECIROS QUE GRACIAS POR SEGUIR LEYENDO Y ESPERO QUE SEAIS MUCHAS LAS QUE QUEDAN Y OS ACORDEIS :D SI QUEREIS PODEIS LEER ALGUNOS CAPÍTULOS ANTERIORES PARA RECORDAR Y ESO ;) UN BESO, BYE!

Volveré muy pronto :)

Hola my girls!! Pues ya estoy en la recta final de mi preparación para la Universidad, así que dentro de una semana y media volveré a escribir y supongo que para principios de mes ya subiré caps. Muchísimas gracias por vuestra espera, sé que he tardado demasiado y lo siento, pero no me olvido nunca de vosotras, ok? :) Por cierto cuando termine esta novela tengo pensado hacer otra, tengo unas cuantas ideas en mi cabeza, pero no sé cuando la subiré y si la subiré a este blog, pero si me mudo de blog os aviso, vale? Muchas gracias por todo, enserio, significa mucho para mí, y bueno espero que aún os guste mi novela, y la sigáis hasta el final. Un abrazo. ;)

Capitulo 19 [Segunda Parte]: Para Siempre


CAPÍTULO COMPLETO :D

 

 

 

 

Seguimos besándonos, yo aferrándome a su cuello a la vez que él me seguía abrazando por la cintura, hasta que oímos que llamaban a la puerta. Nick se separó de mi despacio:


- Iré a abrir.

- Vale. - Le contesté con una sonrisa.


Nicholas se dirigió a abrir la puerta mientras yo me levantaba y me acomodaba el vestido. Nick abrió la puerta y era el botones, que nos traía nuestras maletas.


- Perdonen, se dejaron sus pertenencias en el vestíbulo. - Dijo el muchacho metiendo nuestras maletas en la habitación.

- Oh, perdona, es que estamos de bodas, y lo olvidamos. - Dijo Nick con una mano en su nuca.

- No se preocupe señor, por estas cosas me pagan. - Dijo sonriendo.

- Está bien. Muchas gracias. - Le respondió Nick con una sonrisa.

- Gracias. - Dije con una sonrisa.

- No hay de que. Bueno que pasen una agradable noche. - Ante aquel comentario Nick y yo nos sonrojamos, y el muchacho tan solo se dio la vuelta y se marchó.

- Qué despistados somos, no? - Dijo Nick riéndose.

- Ni me acordaba de que traíamos maletas. - Comenté mientras me acercaba a él y lo besaba. - Cielo, ¿me esperas un momento?, tengo que ir al baño a cambiarme, adoro este vestido, pero es algo incómodo. - Dije riéndome.

- Claro. - Me contestó con una sonrisa.


Fui hacia el baño y cerré la puerta tras de mi. Reconozco que estaba un poco nerviosa, mis amigas insistieron en que me comprase algo para la ocasión, y no pude detenerlas, me hicieron comprar un conjunto de lencería de encaje, realmente precioso, color azul marino oscuro . La verdad es que me gustaba muchísimo, y esa era mi noche de bodas, así que tomé un respiro, me quité el vestido de novia, me puse el conjunto de lencería y me quité el tocado que llevaba en el cabello.

Agarré el pomo de la puerta y salí del baño. Con las mejillas completamente rojas miré hacia Nick, que estaba sentado en la cama. Él miró hacia donde estaba yo y me sonrió.


- Wow. - Dijo mirándome.

- Calla... me estoy muriendo de vergüenza - Pensé.

- ¿Por qué te pones colorada? - Dijo levantándose y acercándose a mí.- Soy yo el que debe ponerse colorado... (tn)_______ estás increíble. - Dijo tomándome del rostro.


Estuvimos mirándonos a los ojos, y Nick estaba tan cerca que podía sentir su aliento sobre mis labios. Cerremos los ojos casi a la vez y él recorrió los pocos centímetros que nos distanciaban para unir sus labios con los míos en un cálido beso. Sin dejar de besarnos, Nick llevó sus manos a mi cintura mientras yo le abrazaba rodeándole el cuello. Nuestros besos iban aumentando y sin dejar de aferrarnos el uno al otro nos dejamos caer despacio sobre la cama. Nos besábamos cada vez más y nuestra pasión iba aumentando. Comencé a desabrochar cada uno de los botones de la camisa de Nicholas, dejando ver su pecho desnudo mientras él me acariciaba tan delicadamente que hacía que mi piel se erizara. Acariciándonos sin dejar que nuestros labios se separasen de los del otro, desnudándonos poco a poco, las luces se apagaron, y en la oscuridad, nos amamos.


*


Mis ojos comenzaron a abrirse por el hilo de luz que traspasaba las blancas cortinas de aquella habitación del hotel. Cuando los tenía abiertos del todo noté que tenía la mano de Nicholas sobre mi cintura, me giré y lo vi durmiendo, como una obra perfecta, lo que hizo que sonriera. El día anterior había sido perfecto y aquella noche maravillosa, pero lo que hacía todo aún mejor era despertarme y tener al lado a la persona que más amaba en el mundo entero. Se giró a un lado y yo lo abracé poniendo mi mano sobre la suya, y tras unas milésimas de segundo la entrelazó con la mía. Observé su castaño cabello y su nuca, produciéndome ganas de querer besarlo, así que me acerqué a él y posé un par de suaves besos en su nuca. Pude escuchar como Nick hizo un ruido.


- Buenos días, mi amor. - Me dijo con una leve voz y volviéndose hacia mi.

- Bueno días cielo. - Dije sonriéndole y le di un pequeño beso en los labios. - Lo siento si te desperté.

- No, si estaba despierto. - Me acarició la mejilla y puso un mechón de mi pelo detrás de mi oreja. Luego me rodeó con su brazo.


Nick dio un suspiro, y yo di otro. Me acurruqué en su pecho desnudo y cerré los ojos lentamente.


- Nick, ¿qué hora es? - Dije alarmada tras unos segundos al percatarme que teníamos un vuelo esa mañana.

- Oh Dios, espera. - Cogió su móvil. - Las 12:15.

- Ya es mediodía, hemos perdido el avión. ¿Y ahora qué?

- Bueno, qué se le va a hacer... - Comenzó a reirse.

- ¿De qué te ríes? - Contesté contagiada por la risa de Nick.

- Había olvidado completamente lo de nuestro vuelo.

- Ya y yo...

- Bueno no te preocupes, haré una reserva para mañana.

- Vale. ¿Sabes? Por una parte me alegro de haberlo perdido...

- Y eso por qué?

- Porque me siento muy bien estando aquí contigo. - Dije mirando sus profundos ojos marrones.

- Siempre tienes que ser tan dulce... - Y me besó.


Permanecimos durante una hora más o menos acostados sobre la cama. Yo rodeada por los cálidos y fuertes brazos de Nicholas.


*


Como nuestra estancia en el hotel acaba esa mañana, Nick tuvo que bajar a recepción a ampliar la duración de nuestra reserva, la cual incluía una noche más.


- (tn)_______, ya alargué la reserva. Pero ahora tengo que ir al aeropuerto e intentar que nos den unos billetes para mañana.

- Y qué pasa si no quedan?

- No te preocupes, seguro que se puede hacer algo. Confía en mí. - Me dijo con una sonrisa y guiñando un ojo.

- Siempre lo hago. - Le sonreí.

- Bueno entonces me marcho. He hecho una reserva también para el restaurante del hotel, a las 14:00. Prepárate y nos vemos en el restaurante a esa hora, ¿vale?

- Vale.

- Siento que todo esto esté siendo así, no me gustaría tener que irme.

- Tranquilo cariño, no importa, de verdad.


- Ah, amor, la reserva esta a mi nombre, preguntas y ya está.

- Vale.

- Bueno hasta luego. - Me besó ligeramente en los labios. - Te quiero.

- Yo tambien.


Nick se marchó,y como eran las 11 y quedaban 3 horas para mi cita con él, decidí arreglarme un poco y pasearme por los jardines e instalaciones de aquel inmenso hotel.

Cuando ya sólo quedaba una hora para que diesen las 2 de la tarde, regresé a nuestra habitación para vestirme para el almuerzo.

 

 

Faltaban unos quince minutos para las 2, pero decidí irme. Bajé por el ascensor y entré en el restaurante. Me quedé parada en la entrada al ver el puesto del recepcionista vacio, así que comencé a buscarlo con la mirada.

De repente noté como alguien me tapaba los ojos, y en seguida supe de quien se trataba.


- Hola preciosa. - Me susurró en el oído sin quitar las manos de mis ojos.

- Nicholas, por qué siempre te empeñas en darme estos sustos de muerte?. - Le pregunté cariñosamente apartando sus manos de mis ojos.

Nick hizó un gesto alzando los hombros. - Estás guapísima.

Me sonrojé un poco y sonreí. - Qué tal ha ido todo?

- Muy bien, mañana tenemos el vuelo a las 8:00 a.m. así que tendremos que madrugar bastante.

- Está bien.

-Has preguntado ya por la mesa?

- No, estaba esperando a ver si venía el recepcionista, y viniste tú.

- Mira por ahí se acerca. - Se acercó a él. - Disculpe, teanemos una reserva.

- Digame a que nombre.

- Nicholas Jonas.

- Sí, a ver que lo compruebe. - Comenzó a mirar en una lista en el ordenador. - Nicholas Jonas, sí, aquí está. Acompañemen por aquí.


Nick me dio la mano y seguimos a aquel señor. El restaurante estaba a rebosar, pero al parecer nos reservaron una de las mejores mesas, que estaba en una esquina junto a la ventana, y dónde había más intimidad.


- Enseguida les traigo la carta.

- Muchas gracias. - Dijo Nick.

- Gracias. - repetí yo.

- Qué bien, creía que con toda esta gente nos habrían dejado la peor mesa. - Comentó Nick.

- Quizás cuando la reservaste fuiste uno de los primeros.

- No. Seguramente sea porque soy Nick Jonas. - Dijo con una cara divertida y yo me reí.

- Já, mira el creído!

- Tienes razón, no será por mí, seguramente nos tenían la peor mesa pero al verte a ti, con lo preciosa que estás nos dieron esta. - Me guiñó un ojo.

- Jajaja, Nick, cómo eres.

- Digo la verdad.


Dejemos las bromas a un lado cuando apareció el camarero, para darnos el menú.

Nos lo pasamos muy bien, haciendo bromas y todo, era más que una comida romántica, una divertida. Hacía bastante que no salíamos a almorzar, casi siempre eran cenas.


*


El resto del día lo pasamos paseando por la ciudad, cómo una cita.


- Mi madre llamó antes. - Dijo de repente Nick mientras íbamos caminando cogidos de la mano y tomando un helado.

- ¿Sí?

- Me preguntó cómo nos había ido el vuelo. Pero le dije que lo perdimos.

- Seguro dijo que somos unos despistados.

- Jaja, yo también creía que diría eso, pero no. Dijo que era normal, que estaríamos cansados y que era de esperar que nos quedásemos dormidos.

- Jajaja. Yo también tendría que llamar a mis padres.

- Ah no te preocupes, le dije a la mía que los avisara.


*


La noche llegó y nos fuimos a comer a McDonalds, ya que sería imposible hacer una reserva en el restaurante del hotel. Nos lo pasamos muy bien, y ese día pudimos comprobar que una cena en un burger podía ser igual de romántica que en un restaurante caro y lujoso.

Después de cenar volvimos al hotel. Subimos por el ascensor.


- Nick, me lo he pasado genial hoy.

-Yo también. - Me dijo sonriendo.

- Hacia tiempo que no pasábamos todo el día juntos.

- Eso era por nuestros trabajos. Hoy, mañana y siempre tú serás sólo mía y yo seré sólo tuyo, y estaremos juntos sin que nada nos separe.


Sin decir nada me abracé a su cuello y uní mis labios con los suyos, él me abrazó por la cintura.

Las puertas del ascensor se abrieron y había unos niños de unos 12 o 13 años. Nos miraron raro y se marcharon. No pudimos parar de reír hasta que llegamos a la habitación. Nos pusimos el pijama y nos acostamos.


- Cariño, que no se te olvide poner la alarma en tu móvil. - le dije a Nick una vez que estábamos metidos en la cama.

- Ah sí, gracias por recordármelo. - Cogió su teléfono móvil. - La pondré a las 6:30

- Vale.

- Bueno hasta mañana princesa, buenas noches. - Me besó en los labios.

- Buenas noches cielo, te quiero.

- Y yo a ti.


Apagamos las luces y nos recostamos, Nick pasó brazo por debajo de mi suello y yo dormí acurrucada en su pecho, como de costumbre.


Sentía una felicidad inmensa, estaba con él, y nada podría estropearlo. Sabía que nuestro sería para siempre y que lo amaba y él también a mí. Era como un cuento de hadas, pero real.

 

 

 

...

 

 

 

 

Hola!! Bueno pues aquí está el capítulo completo :) Me demoré un poco, lo siento. Espero poder subir pronto, aunque vuelven a empezar las clases, así que no sé cuando, pero intentaré lo más pronto posible :) En mis ratos libres escribiré ;) Gracias por todo, significa mucho para mí que aún estéis unas cuantas lectoras apoyándome :) Y no os preocupeis, que unque tarde un tiempo voy a acabar esta novela, os lo prometí y así haré, además es un compromiso conmigo misma :) Bueno ojalá os guste y me comentéis si os gusta o si no. Muchos besos, hasta pronto! :)

 

 

P.D: Si queréis mi twitter dadme el vuestro y os agrego yo ;)

 

PERDONEN!

Sé que llevo un montón de tiempo sin aparecer, y lo siento muchísimo, pero os prometí que acabaría esta novela sí o sí. Lo que pasa es que estoy en el último curso ya de bachillerato y tengo muchísimos exámenes y tengo que estudiar casi todos los días :( Pensaba en publicar más caps cuando acabase el segundo trimestre que lo acabo la semana que viene, y siento que esté tardando tanto :'( Ya sé que no tengo perdón :/ Bueno espero que aún tenga alguna que otra lectora, y gracias por las que aún se acuerdan :) Creía que ya no tendría más lectoras, porque es normal depués de dos meses más o menos. Pero aún así pensaba acabarla :) Tengo el siguiente capítulo acabado, pero me faltan darle unos retoques, la semana que viene prometido que lo publico, y me pondré las pilas para escribir los que me faltan, para daros un maratón :) Gracias por todo chicas, bye! Corazón

 

 

Capitulo Anterior 19 (Primera Parte) [2ª Temporada]

 

Llegamos al hotel. Era enorme y bonito por fuera, pero por dentro era aún mejor. Parecía cómo de un sueño, pero aún mejor.

Nick se acercó al recepcionista y le pidió la llave de la suite que había reservado. Subimos en ascensor pues estaba en la última planta, y en el pasillo del hotel.

 

- Bien, permíteme hacer algo que deseo. - Me dijo Nick.

- ¿El qué? - Pregunté curiosamente.

 

Nicholas se agachó y me cogió en brazos y comenzó a caminar por el pasillo.

 

- ¡Nick! ¿Qué haces? - Dije riéndome.

- Cómo se hacía antiguamente.

- ¡Bájame! ¡Qué peso mucho! - Aún riéndome.

- (tn)_______ no te voy a tirar, tranquila.¿Olvidas que soy Nick Jonas?

 

Yo sólo me reí, y no dije nada más pues siempre había soñado en que algún día mi marido me llevase a nuestra habitación de esa forma, y por supuesto, siempre había soñado que mi marido fuese él.

 

Nick abrió nuestra suite y todo estaba repleto de pétalos de rosa, sobre todo encima de la cama, y a un lado había una botella de champagne con dos copas.

 

- Nick... esto es precioso. - Dije sorprendida y aún en sus brazos.

- ¿Te gusta?

- Me encanta. Gracias amor mío. - Le rodeé el cuello y lo besé.

 

Sin dejar de besarnos Nick me puso despacio sobre la cama.

 

 

 

CONTINUARÁ.

 

Page: 12 3 ... 30